Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

Hostel X Berger

Schlesischestrasse 22, 10997 Berlín, Alemania
Servicios del hotel
No se han proporcionado fotos
¿Tienes una foto?
Agrégala.
Los mejores precios para tu estancia
Ingresa fechas para obtener los mejores precios
Llegada Salida
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los sitios de viajes más populares
En el puesto n.º478 de 666 hoteles en Berlín
Escribe una opinión

32 opiniones de viajeros

Calificación de viajeros
    7
    6
    7
    7
    5
Consulta opiniones sobre
1
6
9
De negocios
0
Resumen de calificaciones
  • Ubicación
    4 de 5 estrellas
  • Calidad del descanso
    2.5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    2.5 de 5 estrellas
  • Servicio
    3.5 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    3.5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    3 de 5 estrellas
Fecha | Calificación
  • Alemán primero
  • Español primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Polaco primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Cualquiera
  • Lo más reciente en español
Español primero
Hay nuevas opiniones acerca del Hostel X Berger
Ver las opiniones más recientes

1 foto de este hotel

Fotos de los viajeros: Mira qué vieron los viajeros como tú

Visto
Todas las fotos de los viajeros (1)
Visto
Otros (1)
Hoteles que posiblemente te gusten...
Llegada Salida
Precio de tu estancia

Alojarse en Kreuzberg

Perfil de los alrededores
Kreuzberg
El corazón revolucionario de Berlín y sus raíces inmigrantes pueden encontrarse en Kreuzberg, pero en este céntrico barrio se está iniciando un nuevo capítulo. En los años 50 y 60, los trabajadores turcos se asentaron alrededor de Kottbusser Tor. Por otro lado, en los años 80 y 90, se juntaron también aquí bulliciosos e inquietos okupas y artistas para vivir alegre y despreocupadamente; en esta época, un antiguo hospital se convirtió en enclave de disturbios entre okupas y policía. Hoy, aunque siguen encontrándose en el barrio los mejores kebabs y muchos clubes underground, hay muchas cosas que han cambiado. El hospital se ha transformado en un centro de arte y cada vez se abren más cafés urbanos, restaurantes y tiendas de diseño. El alza del precio de la vivienda y el aburguesamiento amenazan con hacer desaparecer el espíritu de esta zona que se extiende a lo largo del río Spree, pero sigue existiendo una comunidad muy comprometida que lucha por preservar el legado del barrio y su identidad rebelde.
Explora estos alrededores

Servicios