Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

4th Floor Bed and Breakfast

N.º 516 de 3,060 B & B/posadas en Roma
Certificado de Excelencia
Borgo Vittorio, 5, 00193 Roma, Italia
4th Floor Bed and Breakfast
Escribe una opinión

75 opiniones de viajeros

Calificación de viajeros
    49
    19
    0
    5
    2
Consulta opiniones sobre
2
42
5
4
Resumen de calificaciones
  • Ubicación
    5 de 5 estrellas
  • Calidad del descanso
    4.5 de 5 estrellas
  • Habitaciones
    4 de 5 estrellas
  • Servicio
    4 de 5 estrellas
  • Calidad-precio
    4.5 de 5 estrellas
  • Limpieza
    4.5 de 5 estrellas
Fecha | Calificación
  • Alemán primero
  • Danés primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Holandés primero
  • Portugués primero
  • Cualquiera
  • Lo más reciente en español
Español primero
Hay nuevas opiniones acerca del 4th Floor Bed and Breakfast
Ver las opiniones más recientes

25 fotos de este hotel

Fotos de los viajeros: Mira qué vieron los viajeros como tú

Visto
Todas las fotos de los viajeros (8)
Visto
Hotel y alrededores (1)
Visto
Vista desde la habitación (1)
Visto
Otros (6)

Fotos de la gerencia: Cortesía del gerente del establecimiento

Visto
Todas las fotos de la gerencia (17)
Visto
Habitación (4)
Visto
Baño (3)
Visto
Hotel y alrededores (1)
Visto
Comedor (1)
Visto
Otros (8)
Hoteles que posiblemente te gusten...
Llegada Salida
Precio de tu estancia

Alojarse en Vatican / Borgo

Perfil de los alrededores
Vatican / Borgo
Sacerdotes con sotana, coloridos guardias suizos, insistentes propietarios de tiendas de recuerdos, grupos de turistas siguiendo a su guía y peregrinos de todo el mundo: así es Borgo, el barrio más reconocible de Roma, que hace las veces de antesala de la Ciudad del Vaticano. Aparte de las tiendas de recuerdos y unos pocos sitios para comer, los únicos negocios que se desarrollan aquí son papales. Por el día, este diminuto sector medieval bulle con la actividad turística. Los visitantes se apiñan o guardan colas para hacer una visita y cuando el sol se pone, el pintoresco barrio se sume en la quietud.

Servicios