Todos los artículos Cómo organizar el itinerario de tu viaje por carretera

Cómo organizar el itinerario de tu viaje por carretera

view of Monument Valley from a car
Imagen: Clay Banks / Unsplash
Tripadvisor
De Tripadvisor25 de abr. de 2022 Lectura de 4 minutos

En cualquier ruta por carretera, el viaje es el destino.

Hemos seleccionado varios itinerarios con suficientes paradas para que te diviertas en cada visita. Todos, recorridos llenos de aventuras y sorpresas. Cuando veas un letrero que diga “a 43 kilómetros del mejor pastel de manzana” querrás seguirlo.

¿Cómo garantizar que este viaje cubra todas las necesidades de tus acompañantes y que, además, sea inolvidable? Tripadvisor te desglosa los puntos más importantes que debes tener en cuenta para empezar tu viaje por América.

1. Escoge una ruta que sea cómoda e interesante para todos los viajeros.

Antes de empezar un viaje, debes conocer los gustos de tus acompañantes. ¿Qué es lo que más interesa?: ¿montaña, desierto o playa? ¿Con qué actividades disfrutarías durante el viaje?: ¿haciendo senderismo?, ¿una ruta cultural?, ¿un día de barbacoa? ¿Cuál es tu Santo Grial?: ¿ver el atardecer desde el Gran Cañón? ¿Hacerte un selfie en el Monte Rushmore? ¿Mojar los pies en el Océano Pacífico?

Si tenemos en cuenta las predisposiciones de cada uno antes de iniciar un viaje, tendremos mayor posibilidad de que sea un éxito.

2. ¿Vas a volar para empezar tu ruta de viaje y alquilar un coche?

Alquilar un coche en un estado y devolverlo en otro puede ser caro. Puedes volar a una ciudad y volver desde otra. Por tanto, es aconsejable que tu ruta empiece y acabe en el mismo lugar. Si prefieres escoger solo la ida, busca vuelos que permitan tener un “billete abierto” (es decir, volar a Los Ángeles y volver desde San Francisco) y que no tenga cargos extra (si vuelves en coche desde un estado distinto – especialmente California o Florida- no suele conllevar cargos extra).

3. ¿Conduces tu propio coche? Ten en cuenta si vas a volver o no por la misma carretera.

Conducir por la misma carretera puede llegar a ser aburrido. No obstante, es posible que te sorprenda lo diferente que puede ser el camino cuando lo ves desde la otra dirección, en un momento diferente del día o en un clima distinto. Volver por donde iniciaste tu aventura también te puede permitir realizar aquello que no hiciste la primera vez: visitar la tienda que estaba cerrada, entrar en esa famosa cabaña, comprar una antigüedad o volver a hacer esa fotografía que borraste accidentalmente.

4. Para aquellas rutas de un solo sentido, es aconsejable sopesar qué ruta es mejor y cuál no.

Si tu ruta está entre las ciudades A y B y estás tratando de decidir si comenzar en A y terminar en B o viceversa, compara los precios de ambos destinos en las fechas del viaje (así como la tarifa aérea de cada una de ellas). Además, otro factor importante que hay que tener en cuenta es el clima. La zona del Este es la mejor para disfrutar de las puestas de sol; en el Oeste, si eres madrugador, encontrarás los mejores amaneceres. Si durante el viaje estás conduciendo a lo largo del mar o un río, quizás tengas que buscar una ruta en la que puedas disfrutar de las vistas sin que te encuentres al otro lado de la carretera. No obstante, varios estudios científicos demuestran que las personas tienden a recordar más el final del viaje que el principio, por ello, es recomendable, seleccionar la ciudad B como la más importante. Si tu viaje, por ejemplo, es a lo largo del río Misisipi: ¿preferirías que el gran final fuera en el Mall of America en Minnesota o en Bourbon Street en Nueva Orleans?

5. Haz un mapa con algunas paradas clave.

A person holding a map
Imagen: KAL VISUALS / Unsplash

Saca un mapa (sí, el típico mapa desplegable) y traza los puntos clave de tu ruta. Decide cuántos kilómetros vas a recorrer cada día. Organiza los días de tu viaje con un objetivo, incluyendo la llegada al hotel como el final del día. Escoge los alojamientos donde puedas realizar actividades suficientes si llegas temprano (como el minigolf o sitios para comer). Las ciudades universitarias suelen ser buenas para pasar la noche: tienen hoteles asequibles, restaurantes económicos que permanecen abiertos hasta tarde y muchas actividades.

6. No te excedas en los planes.

Si escoges viajar por carreteras secundarias, visita los pueblos colindantes y toma nota de aquello que te recomienden los lugareños. Es posible que te muestren la dirección a un sitio nuevo o te cuenten cosas particulares de los museos o monumentos.

7. Dar a cada pasajero la prioridad durante una parte del viaje.

Todos los pasajeros deben ser partícipes y deberán elegir una parada, una actividad o un restaurante cada día. Sería aconsejable nombrar un portavoz para controlar y dejar que cada pasajero se haga cargo de un día del itinerario. Cuantos más puntos incluyan cada viajero en la agenda, más felices seréis todos.

8. Busca los festivales y eventos de los pueblos pequeños.

América es un lugar donde se celebran varias fiestas y eventos a lo largo del año. Puede haber desde un concurso de comer pasteles hasta un festival que ofrezca algún evento estrafalario, como los campeonatos de pelea de almohadas. También hay eventos gratuitos en los parques nacionales.

9. Evita cambiar de hotel todas las noches.

Quedarse solo una noche en cada hotel puede ser agotador. En las áreas donde hay mucho que hacer, sería aconsejable quedarse más de una noche a descansar. Llega por la noche, pasa el día explorando nuevos rincones y, finalmente, vuelve al hotel para descansar y continuar el viaje por la mañana. Los conductores aprecian los días de descanso.

10. Planea una actividad relajante cuando llegues a tu alojamiento.

Lo más probable es que, cuando llegues al hotel después de un largo día de conducción, es que tus acompañantes estén en su mejor momento. Puedes contrarrestar esa sensación buscando una actividad relajante y revitalizante que te levante el ánimo. Un baño en una piscina puede hacer maravillas.

11. Realiza esas actividades que no puedes hacer en ningún otro lugar.

Island Pag, Croatia
Imagen: Balkan Campers / Unsplash

Las carreteras de Estados Unidos están llenas de sorpresas, tanto naturales como artificiales, desde el Natural Bridge en Virginia (un arco de piedra caliza gigante tallado por la naturaleza durante varios años) al pistacho más grande del mundo en Nuevo México o a un alce de chocolate (esculpido a partir de 772 kilogramos de chocolate con leche y de pie en un estanque de chocolate blanco) en Maine. Además, podrás encontrar casas misteriosas con pasadizos secretos e incluso Mistery Spot (una ilusión óptica cerca de Santa Cruz, California). Este tipo de cosas hacen de tu viaje algo memorable.