Todos los artículos Los 8 mejores pueblos mexicanos que pasan desapercibidos
Ex Convento Dominico de la Natividad

Los 8 mejores pueblos mexicanos que pasan desapercibidos

Playas vacías, surf sublime, colonias de artistas y templos sobre la montaña. Estos son los ocho pueblos mexicanos que pasan desapercibidos, pero que deberías tener en tu lista.

De Andrew Skwarek11 de marzo de 2021

Holbox

Holbox
Virginie Fialon, Unsplash

A las afueras de la costa norte de la Península de Yucatán, donde el mar Caribe se encuentra con el Golfo de México, Holbox es una relajada pequeña porción de tierra libre de autos y es una de las pocas zonas que todavía no tiene resorts todo incluido. Es un viaje de 2,5 horas en auto desde Cancún hasta el pequeño pueblo portuario de Chiquilá, y luego un viaje en ferry de 20 minutos, pero una vez que te hayas bajado del barco, verás que valió la pena el recorrido. Los carritos de golf y las bicicletas circulan por las angostas calles arenosas, pasando por sus edificios color menta, mandarina y salmón con techos de paja, y la naturaleza es protagonista mientras pasas los días buscando flamencos, nadando con tiburones ballena y atravesando los manglares verdes en kayak. Pero, si prefieres quedarte en la arena blanca con una margarita en la mano, no te culparemos.

Dónde alojarse: CasaSandra Boutique Hotel

Todos Santos

Todos Santos

Todos Santos, ubicado a 75 km al norte de Cabo, es pequeña comunidad que combina artistas con surfistas en un relajado ambiente bohemio. Apretujado entre las laderas de la cadena montañosa Sierra de La Laguna y una amplia franja de costa poco desarrollada (el oleaje del Pacífico es bastante duro), este discreto oasis en el desierto cuenta con muchas opciones de aventura al aire libre y bienestar (se llevan a cabo clases de yoga los lunes, miércoles y viernes en La Arca). Haz excursionismo, da paseos a caballo, surfea y mucho más con Todos Santos Eco Adventures. ¿Te dio hambre? Dirígete a La Casita Tapas and Wine Bar para disfrutar de unas deliciosas sopas, ensaladas y mariscos con ingredientes directos de la granja.

Sayulita

Sayulita
cheripie00, Tripadvisor

Despertarse, nadar, surfear, comer ceviche, beber Micheladas, repetir. Este tranquilo sitio frente al mar a 40 km al noroeste de Puerto Vallarta solía ser un pequeño pueblo pesquero, pero se corrió la voz sobre las excelentes olas que ofrece esta parte de la costa Nayarit y desde ese momento se convirtió en un imán tanto para surfistas como para hipsters. Pasa los días comiendo platos recién hechos en The Real Fish taco (mientras los bajas con un Pacífico, por supuesto), y mantente fresco con batidos de fruta, paletas de fruta y helado en la Heladería Wakika. ¿Prefieres quedarte en tierra? Cuélgate desde los arboles en un tour de tirolesa, juega una ronda de golf, haz avistamiento de aves (más de 350 especies se encuentran en la zona) o inscríbete en una clase de yoga.

Dónde alojarse: Playa Escondida

Taxco

Sayulita
TriangulodelSol, Tripadvisor

No te pierdas este pueblo con minas de plata al suroeste de ciudad de México por su arquitectura colonial exquisitamente preservada, sus edificios blanqueados con techos de terracota y sus empinadas calles adoquinadas. ¿Qué hay para hacer allí? Tómate el tiempo de ver la Catedral Santa Prisca, construida en la década de 1950 en la famosa Plaza Borda, que es uno de los mejores ejemplos de arquitectura barroca mexicana. Otra parada popular es Cristo de Taxco (la respuesta del pueblo al Cristo Redentor de Río de Janeiro), que se construyó en 2002 y ofrece una impresionante vista del paisaje montañoso que lo rodea.

Dónde alojarse: Hotel Los Arcos

Puerto Escondido

Puerto Escondido

El pueblo costero de Puerto Escondido atrae a surfistas de todo el mundo (Playa Bacocho, Playa Carrizalillo y Playa Zicatela son tres de las mejores playas de Oaxaca). Pero no tienes que ser surfista para pasarla bien, puedes pescar, hacer paddle surf, andar en kayak, bucear, hacer esnórquel y rafting por los rápidos en el río Copalita. Para disfrutar de una experiencia de otro mundo, reserva un tour nocturno de la Laguna Manialtepec, que es bioluminiscente, y nada en sus aguas resplandecientes mientras encuentras incontables especies diferentes de aves (como garcillas, pelícanos, la cigüeña de cuello negro y la garza azul). ¿Estás listo para una cena y tragos? Haz reservaciones en Espadin, donde tu comida viene acompañada por los mejores atardeceres del lugar.

Dónde alojarse: Hotel Escondido

Tepoztlán

Tepoztlán

A una hora y media al sur de la capital se encuentra la encantadora aldea de Tepoztlán. Es famosa por la montaña Tepozteco, donde el templo epónimo sigue erguido en su cima. Fue construido entre 1150 y 1350 D.C. para rendirle homenaje a Tepoztecatl, dios de Pulque (una bebida alcohólica hecha de la querida savia de agave) y la subida hasta la cima lleva aproximadamente una hora y media. Asegúrate de ver el Ex-Convento Dominico de la Natividad (un monasterio construido por sacerdotes dominicanos en el siglo XVI) y el Museo Carlos Pellicer, que cuenta con la colección arqueológica del poeta Carlos Pellicer Cámara del estado de Tabasco de México. Y si estás buscando algo para comer, dirígete directamente al restaurante de la chef Marta García-López, El Ciruelo, donde el menú (que ofrece cosas como enchiladas de cerdo asado a fuego lento) le hace competencia a las vistas.

San Cristóbal de las Casas

San Cristóbal de las Casas

En el siglo XIX, San Cristóbal de las Casas era la capital del estado de Chiapas, en México, y después de que está se trasladó a Tuxtla Gutiérrez, este gran pueblo colonial pasó a segundo plano hasta la explosión del turismo en el siglo XX. Mientras estás aquí, visita el Templo de Santo Domingo (y la capilla contigua, la Capilla de la Virgen del Rosario), el Museo Na Bolom, que fue creado en 1950 por el arqueólogo danés Frans Blom y la fotógrafa suiza Gertrude Duby para preservar y honrar la herencia cultural de Chiapas. Otros puntos de interés son el Museo de Medicina Maya y el mercado de joyería, artesanías y textiles hechos a mano. Si te dio hambre mientras estabas de compras, detente en La Lupe para probar unos tacos, guacamole y margaritas que te harán agua a la boca.

Dónde alojarse: Hotel Bo

Guanajuato

Guanajuato
Paulina R, Tripadvisor

Al norte de ciudad de México, Guanajuato, patrimonio de la humanidad de la UNESCO, fue fundado en 1559 y luego transformado en un pueblo minero gracias a su gran cantidad de oro y plata. Está rodeado por las montañas de Sierra de Guanajuato y tiene un ambiente europeo, con sus suntuosos edificios barrocos y neoclásicos, sus plazas llenas de árboles y sus calles adoquinadas repletas de cafés, museos y teatros. Lo más destacado: El festival anual Cervantino que se celebra en octubre y que presenta artistas, bandas, cantantes de ópera, bailarines y más, quienes hacen sus espectáculos frente a lugareños y turistas.

Dónde alojarse: Edelmira Hotel Boutique

Este artículo apareció originalmente en Jetsetter.com