Todos los artículos Playas ocultas en México que debes conocer
Man on Balandra Beach

Playas ocultas en México que debes conocer

Hay muchos tramos de playas secretas en México que tienen extensiones inmaculadas de arena delineada por palmeras, cenotes cristalinos y, tal vez lo mejor de todo, ningún universitario de vacaciones a la vista. Estas son nuestras siete playas favoritas de México.

Chelsea Bengier
De Chelsea Bengier11 de marzo de 2021

Isla Holbox, Quintana Roo

Tropical beach at Palapas del Sol on Holbox

Un viaje en auto de dos horas hacia el norte y un viaje en ferry de 20 minutos desde Cancún te dejarán bien alejado de la Península de Yucatán, llena de fiesteros y Señor Frog. Aquí todo se reduce a un ambiente relajado de playa y tardes tranquilas durmiendo una siesta en una hamaca sobre la arena coralina. La isla inmaculada es en gran parte una reserva ecológica de lagunas cristalinas y costas repletas de palmeras, que protege la vida silvestre residente de flamencos, delfines, pelicanos blancos e incluso tiburones ballena (si vas entre mayo y septiembre puedes nadar con ellos). Lo que puedas explorar en tierra (como pueblos llenos de casitas con techo de palapa y playas privadas) tendrás que explorarlo en bici o a pie, ya que la isla no permite autos.

Para disfrutar del mejor descanso, deja tus bolsos (y tus preocupaciones) detrás en Casa Las Tortugas, un hotel boutique de búngalos estilo boho-chic con vista a las aguas color turquesa del Golfo de México. Mientras estés aquí, visita el Agua Spa, que se encuentra en el lugar, para mimarte con un tratamiento corporal de limón, inspirado en tradiciones de Yucatán de hace 4000 años.

Playa San Agustín, Oaxaca

Playa San Agustín
Sarahí L, Tripadvisor

La costa del Pacífico junto a Oaxaca siempre atrajo a los más bronceados y hermosos, pero si te interesan los lugares más discretos, evita la famosa playa nudista y el pueblo hippie de Zipolite y dirígete a la prístina Playa San Agustín. A solo 75 minutos al este, una ruta de tierra descuidada te llevará a una caleta secreta bordeada por el Parque Nacional Huatulco. Esta calle curva de 1,6 km, una de las nueve bahías de Huatulco, atrae a surfistas con sus canales perfectos y sus playas sin multitudes. En días tranquilos, colócate las aletas para hacer esnórquel alrededor de un gran arrecife de coral, que está repleto de peces tropicales y tortugas, luego relájate en uno de los restaurantes de mariscos frente a la playa para probar ceviche fresco y pargo pescado con caña.

Cabo Corrientes, Jalisco

On the hike from Boca de Tomatlan to Las Animas
Patrick B, Tripadvisor

A veces, los mejores tesoros están escondidos a simple vista. Este es el caso de Cabo Corrientes, una costa de 72 km al suroeste de Puerto Vallarta. Abrazando la Bahía de Banderas, esta agreste extensión cuenta con unas irregulares montañas, bosques frondosos y una serie de playas salvajes y ventosas, algunas de las cuales solo son accesibles en bote. Comienza en Playa Las Ánimas y toma como base a Hotelito Mío, un grupo de ocho residencias de vacaciones al aire libre enclavadas en una playa privada. Cerca de allí, Yelapa es la sección con más multitudes, pero si sigues avanzando por la cosa encontrarás Playa Corrales, con su faro de un siglo de antigüedad que marca la punta de la región. Más al sur se encuentra Playa Mayto, un romántico arco de arenas doradas delineado por palmeras y suaves brizas del Pacífico, además de Tehuamixtle, un tranquilo pueblo de pescadores. Los aventureros querrán terminar en Villa Del Mar, la última perla de la cadena, para dar paseos a caballo por las aguas azul cobalto.

La Paz, Baja California Sur

Man on Balandra Beach
OttawaRazor, Tripadvisor

A primera vista, La Paz no ofrece la típica imagen de una escapada a la playa. Rodeada de un desierto árido y cactus llenos de espinas, este tranquilo oasis en la Península de Baja California casi parece una visión, especialmente cuando lo comparas con su vecino más intenso, Cabo San Lucas. Los edificios coloniales, los murales de estilo mexicano y el paseo del Malecón le dan un estilo colorido a la capital de Baja. Sin embargo, su atracción principal es Balandra Beach, una pequeña ensenada a las afueras de la Bahía de California con formaciones rocosas esculpidas y una piscina poco profunda de aguas color turquesa que hacen de espejo al cielo sin nubes. Alquila un kayak o un equipo de surf de remo para explorar la bahía que parece vidrio (simplemente asegúrate de ir durante la marea alta o podrías quedar encallado). Al final del día, retírate a CostaBaja Resort y Spa en el mar de Cortés entre La Paz y Bahía Balandra para disfrutar del campo de golf de 18 hoyos, los cinco restaurantes, las tres piscinas infinitas y el tranquilo spa.

Troncones, Guerrero

Playa la audiencia
Volker L, Tripadvisor

Si verdaderamente estás deseando desconectarte, sin ver ni un turista, Troncones es lo más aislado que encontrarás. En el estado de Guerrero, al norte de Oaxaca, esta comunidad frente al mar poco desarrollada de 500 personas es un refugio secreto tanto para yoguis como para surfistas. Conéctate con la naturaleza (y con tu interior) en Present Moment, un retiro de bienestar frente al mar que ofrece meditación matutina, qigong, yoga, clases de baile y masajes tailandeses además de espaciosos bungalós con techo de paja para relajarte en los momentos de inactividad. Compartirás esta playa de 4,8 km con jinetes y surfistas locales que pasan el rato en Manzanillo Bay o La Saladita, que recibió el sobrenombre “La máquina de las olas” por sus increíbles olas. Los más intrépidos pueden hacer excursiones en bosques de pinos, robles y álamos temblones en las montañas de Sierra Madre, andar en kayak en el estuario La Boca con Costa Nativa Ecotours, meterte en cuevas de piedra caliza en playa Majahua o pasear por la playa en búsqueda de nidos de tortugas de mar.

Playa de Akumal, Quintana Roo

Playa de Akumal
ShanBun, Tripadvisor

Precisamente entre Tulum y Playa del Carmen, la playa Akumal es gratamente sorprendente ya que no está rebasada de molestos turistas con ojotas. Debido a esto, la vida silvestre (tortugas, rayas con púas y peces tropicales) no se escapó asustada y todavía puede verse al hacer esnórquel alrededor de su próspero arrecife de coral. De hecho, la comunidad protege ferozmente a los animales y tomó medidas para su conservación, de modo que algunas zonas solo son accesibles con guías especializados en la naturaleza. Échale un vistazo a la tienda de buceo de Akumal para reservar una expedición de buceo, un crucero al atardecer o para nadar con tiburones.

Xcalak, Costa Maya

Xcalak, Costa Maya

Xcalak está tan abajo en el extremo sur de la Costa Maya de México que prácticamente está en Belice. Este pequeño pueblo se centra alrededor del Parque Nacional Arrecifes de Xcalak en el Sistema Arrecifal Mesoamericano. Aunque podrías fácilmente pasar tus días tirado sobre las playas de arenas blancas, te sugerimos pasar más tiempo en el agua, ya que la zona es conocida por su buceo, esnórquel y pesca en aguas profundas de primer nivel. Definitivamente no debes dejar de explorar la isla de los pájaros y los tupidos manglares en un kayak de fondo transparente.

Este artículo apareció originalmente en Jetsetter.com