Mi Viaje a Cartagena y San Andrés - 9 - GENTE y TRATO
Guardar

Debo decir que tanto en Cartagena como en San Andrés nos encontramos con gente muy amable, muy correcta en el trato.

Habíamos leido varios comentarios de que en San Andrés eran muy antipáticos, y realmente nunca lo sentimos así.

Obviamente depende de como uno se dirige a los demás, creo yo.

La diferencia mayor que se puede apreciar es en cuanto a los VENDEDORES.

En Cartagena, están dando vuelta por todos lados y hablándote, parándote y entablando conversación para intentar venderte lo que sea.

Uno puede hablar con ellos sin problema, son muy simpáticos y atentos, pero también sucede que cuando te paran cada dos pasos, ya te cansa la situación, uno mirándolos a la cara, le dice NO GRACIAS, y le indica con la mano que no y ellos se dan cuenta que no deben molestar más.

Como máximo debés decirles No, no me interesa, o no gracias dos veces.

Ahora si le decis no no tengo dinero o es caro, no te los sacas más de encima porque van a tratar de bajarte el precio hasta que le digas que si.

Todo depende lo que a vos te interese.

Nosotros preguntamos mucho y la gente siempre fue correcta con nosotros, en los comercios, en la calle, a los taxistas, etc.

En San Andrés no hay tantos vendedores callejeros y no están persiguiendote.

Por lo tanto no están atrás tuyo tratando de venderte.

Como máximo tenes algunos en la peatonal o en la zona comercial ofreciendote algún souvenir o de lo contrario cada vendedor está dentro de la tienda y te ofrece cuando entrás al local como en Montevideo.

En Cartagena llegamos en plena fiesta de la independencia. Si bien era el 18/11, desde el jueves 14/11 ellos están de fiesta.

Vimos gente por todos lados, tomando mucho, con espuma, disfrutando de la música en las calles, había desfiles, espectáculos, etc.

Debo decir que nadie se metía con nadie, todos disfrutaban con su gente y aunque vimos que tomaban mucho alcohol no vimos ningún problema,