Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (26)
Filtrar opiniones
26 resultados
Calificación de viajeros
18
4
3
0
1
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
18
4
3
0
1
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
1 - 6 de 26 opiniones
Escribió una opinión el 2 de abril de 2019

Encontrar un hotel en Campeche que pueda ofrecer un equilibro entre precio y calidad es muy difícil, especialmente porque las opciones son limitadas. O te hospedas en hoteles caros de cadena, o te vas por un hotel boutique de más de tres mil pesos la noche. Afortunadamente, Balamkú Hotel & Café resolvió nuestro problema de obtener lo mejor de ambos mundos y, no sólo eso, sino que superó cualquier expectativa que podríamos tener sobre el lugar. Es pequeño, lindo, accesible y muy cómodo, además de que tiene la mejor ubicación de la ciudad, en la calle 57 a una cuadra de la 59 (la famosa calle peatonal con bares, restaurantes y entretenimiento) y a dos de la Plaza Principal. Los cuartos no son grandes, pero estando en Campeche no necesitarás estar ahí mucho tiempo. De todas formas, cuentan con camas nuevas, aire acondicionado, almohadas con memory foam y todo lo necesario para disfrutar un par de noches. El baño es amplio, el agua caliente y el personal más que agradable. Incluso me ayudaron recuperando un cargador que olvidé en el cuarto. Pero me falta un increíble detalle: el desayuno, que es gratis, está espectacular. No dejen de darse un rato para probar el delicioso sazón de la cocina de este hotel. ¡Volvería mil veces!

NOTA: No tiene estacionamiento, lo cual es un detalle incómodo, pero pude encontrar dónde dejar mi vehículo los dos días que pasé ahí.

Fecha de la estadía: marzo de 2019
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Ubicación
    • Calidad del descanso
    • Servicio
Agradécele a crlsrb
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 10 de julio de 2018 mediante dispositivo móvil

Es un hotel pequeño con un excelente servicio. Cercano a los atractivos del centro histórico de Campeche.
El personal que atiende es muy amable y se esmeran por dar un buen servicio.
Cuenta con servicio de desayuno incluido.
Las habitaciones limpias y bien cuidadas.

Fecha de la estadía: julio de 2018
Tipo de viaje: Viajó con amigos
1  Agradécele a Primitivo S
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 12 de abril de 2018 mediante dispositivo móvil

Visité con mi familia este hotel en Campeche. Es un hotel pequenio con solo 6 habitaciones, nos encantò el trato, la decoraciòn y ubicaciòn.
El personal muy amable y siempre dispuesto a ayudarnos en cualquier necesidad. Nunca olvidaremos que al momento de irnos el duenio nos ayudò con las maletas y nos diò las gracias x hospedarnos en Balamku !
Las habitaciones muy limpias, las camas muy comodas y el toque mexicano que no podia faltar.
Es una casa antigua remodelada con gusto, manteniendo su forma original. Tiene 2 terrazas, la primera un patio interno donde se puede desayunar o pasar un buen rato con la familia, la segunda es en el ùltimo piso para relajarse y tomar el sol.
Desayuno completo incluido en el precio con cafe/ thè, fruta y huevos al gusto.
Se puede llegar a pie a los baluartes, plaza principal, malecòn.
Es un lugar que recomendamos ampliamente.
Y no vemos la hora de regresar !

Fecha de la estadía: marzo de 2018
Tipo de viaje: Viajó con familia
Agradécele a Sandravhf
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 6 de abril de 2018

No está bien lo que estando bien puede estar mejor. Llegué a este hotel por consejo de la página web donde hago mis reservaciones. El consejo me lo dio debido a que esperé hasta lo último para hacerlas y en las fechas que requería ya no estaban los hoteles que suelo ocupar. Así que opté por algo nuevo. Por la premura, no me di cuenta de varias cosas, como que el hotel no cuenta con estacionamiento ni piscina, y es un modesto tres estrellas. Lo escogimos por la ubicación dentro del Centro Histórico. Cuando llegamos, a las 14:20 horas, nos sentimos algo impactados. La fachada es poco llamativa y la decoración muy sencilla. No nos sentimos seguros ante la clase de hotel que habíamos escogido. La recepcionista, amablemente, nos recibió e indicó que la habitación no estaba lista. Ni remedio, tuvimos que ir a tomar algo a la Plaza Principal y presenciamos, sin esperarlo, una operación de ayuda de los servicios de emergencia de la ciudad. Regresamos al hotel con la "mente abierta", con la expectativa del cuarto que nos tocaría.
El hotel tiene siete cuartos, aunque están numerados hasta el ocho (no hay número 1). Hay cuartos con una cama matrimonial, otros con dos camas, uno con cama king size y un cuarto individual. El local era antes una casa particular.
El cuarto que reservamos, no había otro, fue uno estándar, con cama matrimonial, una mesa, dos sillas, una mesita aparte para poner la maleta, un pequeño buró con lámpara, un cuadro, un espejo, televisión, aire acondicionado, ventilador y un closet de mampostería. El baño tiene su lavabo, inodoro y una excelente regadera con agua fría y caliente. Las amenidades son: un jaboncillo y tres recipientes pequeños conteniendo crema para cuerpo, shampoo y acondicionador. El cuarto es algo reducido, unos 20 metros cuadrados, baño incluido, pero es acogedor y agradable. Todos los muebles son nuevos y de buen aspecto. La ropa de cama y las toallas están muy limpias, al igual que la habitación. La cama es cómoda pero no incluye colcha. No obstante se puede solicitar a la recepción. Las almohadas son cómodas pero algo delgadas.
Definitivamente el cuarto está muy bien. Nada que ver con los hoteles de tres estrellas que he conocido con muebles viejos, ropa de cama mal lavada y poco higiénicos. No, para nada. Este es un hotel de tres estrellas que con algunas mejoras puede llegar a cuatro o cinco. Indudablemente.
Con todo, tiene sus detalles, el más preocupante es la falta de tela de miriñaque en la ventana del baño, lo que hace que algunos insectos puedan colarse. El aire acondicionado pega directo a la cama, pero poniéndolo a 26 grados no hay mayores dificultades. La televisión tiene muy buena programación por cable, mejor que la de otros hoteles de cinco estrellas.
El desayuno está incluido y, aunque es bastante básico, es muy rico y casero. Ofrecen huevos revueltos con salchicha, con cebolla, tomate y chile (a la mexicana), enfrijoladas, hot cakes y avena con fruta. De tomar café o Té. Los huevos están muy ricos, los sirven con frijol refrito y tortillas bien calientes. El café estaba muy aguado el primer día, pero el segundo mejoró mucho. Como dije, el hotel no tiene piscina, el patio es pequeño, pero tiene una terraza arriba y un espacio abajo para tomar el fresco.
La decoración podría estar mejor, pero tampoco está mal. En las paredes hay letreros que se verían mejor si hubieran sido realizadas por un pintor, y no con moldes.
Pero, justo es decirlo, el hotel tiene algo que uno encuentra rara vez en otros hoteles: todo el personal es sumamente amable. Las recepcionistas son mujeres jóvenes, muy guapas, muy alegres, sumamente serviciales y muy simpáticas. Eso le quita el mal humor a cualquiera. La señorita de las mañanas, la que veía se sirviera los desayunos, un amor. El último día hasta nos dio una cortesía porque nos quedamos conversando un poco más. Que lindura de persona. En verdad que debo felicitar encarecidamente al dueño por escoger y capacitar al personal. Sólo por eso vale la pena hospedarse aquí.
Cuando viajo para descansar procuro reservar un hotel con comodidades, para disfrutar mejor mi estancia, por eso suelo escoger hoteles de 5 estrellas. Así que quedé más que sorprendido al ver que existen hoteles de 3 estrellas que pueden ser igual de cómodos que los de 5 y tal vez hasta más agradables. Lo mejor de todo es que pagué en el Balamkú por dos noches, lo que me hubiera costado una sola noche en otro hotel y la pasamos muy bien.
Claro, la próxima vez escojo la habitación con una cama más grande (cuestión de gustos).
Cuando nos despedimos la señorita nos dio una tarjeta y nos invitó a regresar. Además, cuando volví a mi tierra me encontré un email de agradecimiento por haberme hospedado con ellos. Hay que reconocerlo, el Balamkú es un Hotel de siete estrellas en servicio.
Nota: Aunque debiera ponerle "Excelente" solamente por la amabilidad del personal, considero que el hotel requiere pequeña mejoras en imagen externa e infraestructura. Tengo Fe en que el dueño irá invirtiendo las ganancias para mejorar este hotel y en algunos meses subirá de nivel, aunque haya que pagar un poquito más de precio, bien vale la pena. Muchas gracias.

Fecha de la estadía: abril de 2018
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Agradécele a Eduardo R
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 23 de febrero de 2018

Muy comodo, empleados amables, desayuno abundante y muy bien servido, ubicación excelente muy cerca de atractivos turísticos, una casa antigua con un patio lindo lleno de plantas donde puedes desyunar o tomar cafe, tienen informacion de tours en el hotel, lo recomiendo

Consejo sobre habitaciones: tienen una habitacion Jr Suite hermosa y aun precio muy accesible
Fecha de la estadía: diciembre de 2017
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Limpieza
    • Servicio
Agradécele a ilusion2014
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones