Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Abierto hoy: 8:30 - 18:00
  
Google
Formas de disfrutar de Catedral de Alejandro Nevski
desde USD 33.66
Detalles
desde USD 33.66
Detalles
desde USD 20.00
Detalles
desde USD 44.89
Detalles
Opiniones (3,345)
Filtrar opiniones
3,345 resultados
Calificación de viajeros
1,763
1,265
279
29
9
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
1,763
1,265
279
29
9
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
7 - 12 de 3,345 opiniones
Opinión escrita 3 semanas atrás mediante dispositivo móvil

Hermosa catedral con grandes cúpulas de color negro. No tuve la oportunidad de ingresar pero su majestuosidad se puede ver desde fuera. Lo recomiendo al que tenga tiempo de ingresar, va ser otra experiencia de arquitectura que no podréis olvidar.

Fecha de la experiencia: septiembre de 2019
Agradécele a 290vanesac
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 4 semanas atrás

Catedral ortodoxa construida a principios del pasado siglo cuando formaba parte de Rusia, que estuvo a punto de ser destruida por los propios estonios cuando dejaron de pertenecer a Rusia, gracias que no fue destruida por que es muy bella por fuera y sobria por dentro, pasando a ser uno de los monumentos mas bonitos de Tallin

Fecha de la experiencia: septiembre de 2019
Agradécele a Federico N
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita 4 semanas atrás

salimos del hotel con dirección a la parte alta, después de haber visto las interminables escaleras, elegimos tomar un taxi, hasta el top, y bajar caminando, ahorra energía.
Nos dejó junto al parlamento, en una plaza, frente a la Iglesia ortodoxa, parecida a las que visitamos en Rusia, esta tenía un espacio central muy alto, y la parte baja revestida en imágenes y dorados, con entrada libre, no querían que la gente tome fotos, había un cuida, pero no le daban mucha bola, y aquí empezamos a ver turistas por doquier, después vimos desde lo alto 4 cruceros, a 6000 personas por cada uno, salimos, una niña vendía una prenda que podía usarse de varías manera, una para que la mujer se tape la cabeza, así que Mirta, pensando en Turquía , compro, seguimos la ruta, a pocos metros una iglesia, la vimos por fuera, buscábamos los miradores, así que seguimos a un grupo guiado, y llegamos al primer mirador, no nos gustó, seguimos a otro grupo, y llegamos al 2do mirador, era el que habíamos visto ayer, con las interminables escaleras, ya mejoró bastante las vistas, seguimos al 3er mirador, donde se ve más el casco antiguo, en los dos últimos veíamos el mar báltico, que forma el golfo de Finlandia, estamos a 80 km de Helsinki, seguimos caminando y llegamos a un sector de la muralla, que está intacta, después de más de 700 años, para subir, un monto de escalones, con verla de afuera nos pareció suficiente, y empezamos a bajar, por una calle estrecha, y luego una escalera, muy medieval, y terminamos en la plaza del ayuntamiento, la arquitectura en general es neo clásica, con poca ornamentación, según escuchamos a una guía, fue muy poco afectada por la guerra y por los soviets, alguna iglesias sufrieron el abandono por años, pero no fueron destruidas.
En la plaza gran cantidad de puestos de artesanos, más la carrera de Ironman, más un show de música folk, y miles de turistas.
Nos sentamos un rato a escuchar un dúo de vocalistas, muy bueno, volvimos a dar vueltas, ahora sin un objetivo, y al rato volvimos a ver otro show, de 4 músicos, con música muy parecida a la música country americana, también nos paramos a ver a los corredores, a algunos se les notaba el desgaste, la parte final, iban y venían por un circuito callejero, me imagino lo difícil que debe ser correr por un piso de piedras desparejo, y volvimos a caminar, descubriendo lugares, encontramos la calle más antigua de Tallin, donde se construyó la iglesia de Santa Catalina, y la calle se llama Catalina, muy linda, con algunos arbotantes que cruzan la calle, y lleno de locales de artesanos que venden y trabajan ahí, vimos a una alfarera hacer platos, un vidriero haciendo vitrales, y más, terminaba en una calle pegada a la muralla, con más tiendas y restaurantes, y volvimos a toparnos con Ironman, seguían corriendo, ya estábamos agotados mirándolos, merendamos algo viéndolos, salimos del casco antiguo, a un sector del centro urbano, estábamos en el extremo opuesto a nuestro hotel, un taxi muy amablemente nos llevó.

Fecha de la experiencia: agosto de 2019
Agradécele a Explore749418
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 8 de septiembre de 2019 mediante dispositivo móvil

Iba caminando por la ciudad y se veía por encima de las construcciones la cúpula de esta maravillosa Catedral cuando llegué estaban cerrando la puerta y no le permitían pasar a nadie me acerqué al señor que estaba ahí le dije de donde era y me dijo que no le insistí y le di mi apellido cuando vio que era un origen parecido al suyo me hizo pasar así que la visite yo solo y me encanto se las recomiendo

Fecha de la experiencia: septiembre de 2019
Agradécele a Gerylowi
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 1 de septiembre de 2019 mediante dispositivo móvil

La verdad es que merece la pena ascender con bastantes escaleras la colina desde la plaza para poder disfrutar de esta preciosa catedral ortodoxa.Hay un pequeño parque enfrente desde donde admirarla.

Fecha de la experiencia: agosto de 2019
1  Agradécele a IPABRA2
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones