Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Consulta la disponibilidad del alojamiento.
Hay hoteles similares disponibles.
Ver todo
Hoteles cercanos
Opiniones (86)
Filtrar opiniones
86 resultados
Calificación de viajeros
65
15
4
2
0
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Calificación de viajeros
65
15
4
2
0
Consulta qué dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtrar
Actualizando la lista...
1 - 6 de 86 opiniones
Escribió una opinión el 12 de agosto de 2018

En la cuenca baja de río Tempisque, descubrimos mi esposa y yo este hotel. Queda a unos 40 minutos del centro de la ciudad de Nicoya, por un camino asfaltado en sus primeros kilómetros, luego de lastre muy bien mantenidos.Queda muy próximo al poblado de Puerto Humo, antiguo enlace de la Península con Puntarenas. No hay que confundir este lugar con el "Rancho Humo", antiguo emprendimiento hotelero que por alguna razón no funcionó. El nuevo dueño le añadió el término "Estancia" para librarse de la mala suerte (supongo) del primer proyecto y de hecho lo construyó en su sitio distinto al primero (es una pena, porque el primer sitio era privilegiado por la vista de toda la llanura del Tempisque). El nuevo hotel funciona desde hace tres años, nos contaron. Es un lugar pequeño de apenas 10 habitaciones muy cómodas. Es un sitio tranquilo, ideal para desconectarse del mundanal ruido cotidiano. Creo que familias con niños lo pueden disfrutar mucho, a juzgar por algunos otros inquilinos que conocimos. Lo fuerte de este lugar es el avistamiento de aves al encontrase cerca del Parque Nacional Palo Verde, sitio de paso de muchas especies de aves acuáticas, residentes y migratorias. Se dice que la mejor época para observarlas es en la época seca, de diciembre a marzo o abril. Pero siempre es posible tener una buena experiencia. Si gusta de la fotografía, la colina donde se ubicó el antiguo "Hotel Humo" es perfecto para fotos del amanecer o atardecer; me imagino una salida de la Vía Láctea por el horizonte Este. La comida es de más deliciosa aunque las raciones son, si se quiere, un tanto ligeras, como les gusta servir a los chef. Pero no hay que tener pena, si quieres mas, sólo hay que pedir. Y hablando de pedir, pruebe la cerveza Rancho Humo "Galán sin Ventura" .En fin, hemos pasado un fin de semana a gusto, tanto así que nos sentimos como de visita en casa de un amigo... un amigo con buen dinerillo

Consejo sobre habitaciones: Cualquier habitación está bien. Que tenga balcón no hace diferencia, la vegetación alrededor hay crecido tanto que no permite ve más a allá
Fecha de la estadía: agosto de 2018
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Ubicación
    • Servicio
1  Agradécele a marcolivioa
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Obhcr, Gerente en Rancho Humo Estancia, respondió a esta opiniónRespondida el 13 de agosto de 2018

Estimado Marco,

Nos alegra mucho saber que han descubierto un lugar donde sentirse como en casa, para nosotros es muy importante poder compartir las posibilidades de disfrutar de la naturaleza entre amigos.
Estaremos esperándoles nuevamente, todo nuestro staff y un amigo con "buen dinerillo"

Hotel Rancho Humo

Informar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Escribió una opinión el 11 de enero de 2017 mediante dispositivo móvil

Visitamos la estancia como parte de nuestra luna de miel. Todo fue excepcional: incluyen tour por el Río Tempisque con un excelente guía que hace todo lo posible por observar todos los tipos de ave, de forma segura. Además el tour de los humedales es increíble y se tiene ese contacto con la naturaleza que hemos perdido. En cuanto a las habitaciones: son muy cómodas, decoración agradable, limpias y algunas cuentan con balcón. La comida es otro punto fuerte: te incluyen el desayuno, el almuerzo y la cena. Todos con refresco y postre, abundante y delicioso. Si se sale en un tour temprano, te preparan un snack (que se podría considerar desayuno por muchos) y al regreso... el espectacular desayuno preparado por la chef Kenia. Tuvimos el placer de disfrutar un desayuno en el muelle y una cena romántica a La Luz de las velas. Cuenta con 2 piscinas (una para adultos y otra para niños), no son demasiado grandes, pero si lo suficiente para un buen chapuzón. El personal es un plus muy importante y hacen todo lo posible por hacerte sentir en casa, muy especiales. Hay 2 formas de llegar: por Barra Honda (un camino más rústico, que un sedán podría resentir) y por Nicoya. Si se viene desde San Jose, este último es más largo en distancia, pero al estar en mejores condiciones, permite que el recorrido sea más rápido.

Fecha de la estadía: diciembre de 2016
Tipo de viaje: Viajó en pareja
1  Agradécele a Margarita1518
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 4 de diciembre de 2016 mediante dispositivo móvil

Pequeño hotel que nos sorprendió muy gratamente!!!!
El entorno es maravilloso, la visita a la isla de los pájaros te deja con la boca abierta de la cantidad de Aves que se ven.
El régimen es en pensión completa, y la comida la elaboran con productos típicos y con muchísimo cariño.
Con el servicio y la atención te hacen sentir muy, muy cómodo, son encantadores!!! El personal que trabaja en el hotel es de la zona, por lo que ayudan a la economía local, una joya en todos los sentidos!!!

Fecha de la estadía: diciembre de 2016
Tipo de viaje: Viajó en pareja
1  Agradécele a rebecao261
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 26 de noviembre de 2016

Es un pequeño hotel boutique con encanto y muy buena ubicación para disfrutar de la naturaleza y la observación de aves. Tienen una bonita piscina y un salón que invita a relajarse y a leer. Está construido dentro de una propiedad de muchas hectáreas, cuenta con humedales y limita con el río Tempisque por uno de sus extremos.

La habitación, tipo suite, muy espaciosa, con todas las comodidades y una terraza con vistas espectaculares.

La comida tipo Gourmet, está incluida en el precio del hotel, es deliciosa. Muchos de los ingredientes los cultivan en su huerta y los elaboran ellos mismos (quesos, vegetales...)

Hicimos 2 actividades: La primera consistió en una salida en lancha por el río, donde vimos muchas aves (cormorán, cigüeñón, garza tigre, etc.) y muchos cocodrilos. La segunda, fue un recorrido en jeep por los humedales, donde continuamos viendo más aves y fantásticos paisajes.

Fecha de la estadía: septiembre de 2016
  • Tipo de viaje: Viajó en pareja
    • Calidad/precio
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Agradécele a Fernando G
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribió una opinión el 21 de noviembre de 2016 mediante dispositivo móvil

Como aficionado a la fotografía de aves esperaba una buena aventura en los humedales y buenas condiciones para «pajarear» pero nuestra experiencia fue mucho mas allá de las aves y de la belleza escénica... Nos sorprendió la atención del personal muy enfocada en el servicio y en hacernos sentir como dueños del lugar. La comida preparada y servida con esmero y peronal totalmente dispuesto a facilitar las actividades y ajustarse a las necesidades de sus huéspedes. Gracias y epero regresar.

Fecha de la estadía: noviembre de 2016
Tipo de viaje: Viajó en pareja
1  Agradécele a leandroas75
Esta es la opinión subjetiva de un miembro de Tripadvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones